Actividad física

Durante la fase del tratamiento y del seguimiento, se recomienda hacer ejercicio (aunque no te debes sobre-esforzar en los días que te sientas más cansada).

Estilo de vida

Vivir con el diagnóstico de Cáncer de Mama representa muchos retos. En general, se deben seguir las mismas recomendaciones de estilo de vida saludable existentes para todas las mujeres, por ejemplo:

  • Mantener un peso saludable
  • Llevar una dieta balanceada
  • Ser físicamente activa
  • No fumar
  • Consumir alcohol de forma moderada
  • Regresar a las actividades diarias normales lo antes posible, incluyendo una rutina de ejercicio.

 

Para las sobrevivientes de cáncer de mama es indispensable mantener el peso ideal, mediante la implementación a la vida diaria de actividad física y el apego a una dieta balanceada, debido a que se conoce que existe mayor probabilidad de que el cáncer regrese en las pacientes con sobrepeso y obesidad.

Actividad física

Durante la fase del tratamiento y del seguimiento, se recomienda hacer ejercicio (aunque no te debes sobre-esforzar en los días que te sientas más cansada).

Es probable que cuando hayas iniciado tu tratamiento te sientas cansada y sin ganas de hacer cosas, pero debes saber que hacer ejercicio en esta etapa es importante y tiene muchos beneficios para ti, como:

  • Favorecer tu descanso
  • Reducir el cansancio/fatiga
  • Aumentar tu autoestima
  • Incrementar tu fuerza muscular
  • Disminuir la ganancia de peso
  • Disminuir la presencia de algunos efectos secundarios

 

Mantener un peso ideal se ha asociado a diferentes beneficios:

 

  • Menor probabilidad de reaparición del Cáncer de Mama
  • Reducción del riesgo de diabetes e hipertensión arterial sistémica
  • Reducción del riesgo de aparición de cáncer en otros sitios (esófago, estómago, colon, hígado, vesícula biliar, cuerpo uterino, ovario, riñón, tiroides)
  • Disminución de los síntomas menopaúsicos

 

Recuerda

•  Si antes del diagnóstico y tratamiento realizabas alguna actividad física en especial, es posible que puedas seguir practicándola.

•  El límite físico lo pones tú, hasta donde tu cuerpo lo permita.

•  Platica con tu doctor antes de iniciar alguna nueva rutina de ejercicio físico y sigue sus indicaciones.

Nutrición

Lejos de lo que podrías pensar, muchas mujeres tienden a ganar peso con la quimioterapia, probablemente debido a que los efectos secundarios pueden dificultar la actividad física y a que se tiende a comer de más por la errónea idea de que la quimioterapia ocasionará baja de peso o al equivocado concepto de que comer más ayuda a que no bajen las defensas.

Una dieta bien balanceada te ayudará a mantenerte saludable durante y después del tratamiento. También te puede ayudar a mantener niveles adecuados de energía durante la quimioterapia y radioterapia.

Debes procurar llevar una dieta rica en frutas y vegetales y baja en grasa. También debes asegurarte de comer carbohidratos saludables (complejos), en vez de los menos saludables (simples). Los carbohidratos complejos incluyen pasta integral, arroz integral, y leguminosas como frijoles negros y lentejas. Los carbohidratos simples incluyen cosas como los pasteles, pays, galletas, arroz blanco y pasta.

Junto con una actividad física regular, comer bien te ayudará a alcanzar y mantenerte en un peso saludable.

Recuerda

•  Si tienes dudas acerca de tus hábitos alimenticios, debes consultar un nutriólogo.

• Existen muchos mitos sobre alimentos que deben ser evitados durante la quimioterapia, ninguno de estos mitos ha sido comprobados científicamente: no hay alimentos prohibidos durante el tratamiento, únicamente se debe procurar llevar una dieta balanceada y mantener un peso adecuado.

Imagen corporal

Durante el tiempo que recibas tratamientos, se dará un proceso en el que tienes que aprender a mirarte de otra forma y aceptar todos estos cambios físicos que se irán presentando como consecuencias de los tratamientos. Recuerda que muchos de estos cambios serán temporales, como la pérdida de cabello.

Pérdida de cabello y cubiertas para la cabeza

  • Para muchas mujeres, la pérdida de cabello puede ser una de las partes más difíciles del tratamiento contra el cáncer.
  • Si esperas perder el cabello, consigue una peluca o un sombrero o turbante; cualquiera de ellos te puede ayudar a sentir mejor y expresar tu estilo personal.
  • La quimioterapia también puede causar que pierdas tus pestañas y cejas. Algunas mujeres encuentran técnicas de maquillaje especiales que las hacen sentir más como ellas mismas

Recuerda

•  Poco a poco te acostumbrarás a tu nueva imagen, conforme estos cambios se vayan presentando. No dejes que pase demasiado tiempo: hacerlo paulatinamente desde un inicio te facilitará la adaptación posterior, evitando que tengan un impacto negativo en tu autoestima.
•  Si fortaleces tu imagen interna, poco a poco será más fácil abrazar tu nueva imagen en el espejo.

¡Ayúdanos a transformar la atención y el cuidado de las mujeres con cáncer de mama en México!